Sistema y regimen politico diferencias

Ciriaco Morón Arroyo demuestra concluyentcmente que la dialéctica unamunesca se sostiene sobre los principios de las dialécticas platónica y kierkegaardiana, esto es, en la afirmación de los contradictorios. Este proceder es ciertamente inusual en política, y en este campo sí es Unamuno un pionero. El político, sobre todo el español en su enfermizo dogmatismo intelectualista, fundamenta sus ideas por medio de silogismos en que dos premisas le proporcionan una conclusión a que se aferra y que defiende ciegamente.

La antinomia implica la aporía, que es el contrario del silogismo, esto es, la preposición con una dificultad lógica insuperable. Son las aporías que emanan de sus consideraciones políticas aquello que le impide la adhesión total a cualquier idea o partido político.

Con posterioridad a las tesis de Arroyo, el estudio de Iris Zavala Unamuno y el. Sobejano ; Fox La perspectiva bajtiniana que Zavala atribuye a la obra de Unamuno concomita con la platónico-kierkegaardiana y al aplicarse al discurrir político del autor demuestra un sistematicismo dialéctico dotado de una evidente coherencia. Unamuno, como él mismo se declaró, era liberal1, pero no liberal como pudiera entenderse en la época, es decir, comunista o socialista.

Esta deducción es lógica antiunamunesca ; y tengo la absoluta certeza de que Unamuno la protestaría. Unamuno no era conservador porque, como acabo de adelantar, era liberal, mas de un modo harto particular. Las posturas absolutistas son contrarias a la misma Historia, puesto que para que exista Historia, y la Historia ha de existir, debe producirse una oposición de ideas ; lo contrario sería la utopía, y la utopía es irrealizable.

El liberalismo de Unamuno consiste pues en respetar todas las ideas y en abogar por la tolerancia. Unamuno no polemiza dotando sus artículos de contradicciones sin sentido ; muy por el contrario, cuestiona las posturas que la misma Historia se encargaría de denunciar. Propone también soluciones, las cuales emergen a la superficie de la sociedad española desde la historiología unamunesca para salvar el panorama político español que se ahogaba casi sin remedio.

La tradición eterna es representante de la Historia, concepto en que Unamuno discierne dos aproximaciones que han caracterizado su método historioló- gico: la Historia y la intrahistoria. A grandes rasgos. La verdadera España es la España intrahistórica y no la Histórica que se nutre de las acciones del Parlamento y de esos políticos cuya ineptitud y despreocupación los convierte en casi unos traidores.

La acción política ha de iniciarse en el pueblo, intrahistórico por antonomasia. En este sentido era conveniente que el pueblo superase el exasperante estado de incultura en que se hallaba sumido para que de él surgiesen políticos y para que le fuese posible reaccionar ante la inadecuada acción política ejercida por el Parlamento.

Sólo la palingenesia popular tan reclamada por los intelectuales de la época podía abrirle a España el camino hacia el brillante porvenir que todos anhelaban. La instrucción a que Unamuno alude sólo puede alcanzarse a través de la educación que el pueblo español no estaba recibiendo.

El parecer de Unamuno en torno al estado de la educación académica en España coincide con la del resto de los intelectuales que la estimaban vergonzosamente. Y no es que el Estado Español no proveyese a sus ciudadanos con una educación : una parte del pueblo asistía a la escuela y en ella se le brindaba una educación ; esa educación no era la apropiada para lograr la formación de ciudadanos cultos, porque no se les instruía.

Unamuno es contundente en este respecto:. El problema es el de siempre : el desmesurado dogmatismo, que también se ha introducido en las escuelas.

Navigation

Unamuno propone que el ciudadano sea instruido para que las premisas de sus consideraciones sean en todo lo posible justas y objetivas. Por ello, la acción política que con tanto esmero desarrolló consistió predominantemente en inquietar al pueblo por medio de las aporías de su dialéctica dialógica, proyecto que es efectivo sólo sobre un pueblo instruido, capaz de pensar y de exigir.

La posición política de Unamuno es inamovible : liberalismo como alternativa al comunismo y al conservadurismo que son absolutistas. En definitiva, la acción política de Unamuno no tiene por objeto y referencia los partidos políticos, sino el porvenir de España. Es absurdo identificar a Unamuno. El liberalismo no es una postura política sino una actitud, la tolerante o antiabsolutista.

Y si me dicen que los extremos se tocan, pregunto si por la derecha o por la izquierda. No son las derechas ni las izquierdas quienes han de forjar los destinos de España, sino el pueblo español e intrahistórico. Y pongo como ejemplo de lo dicho los conatos. Muchos fueron los intentos reformadores surgidos del Parlamento, principalmente entre ypara mejorar la calidad de la docencia en las escuelas españolas. Las maniobras políticas culminarían en con la absolutista prohibición de la enseñanza religiosa en y la expulsión de los jesuitas y la confiscación de todos sus bienes - Unamuno firmó una propuesta contra esta decisión política Rojas 22.

Obras citadas. El pensamiento español. Aranguren, José Luis Thé pomme cannelle maigrir. Bleiberg y Fox; rpt.

Obras selectas. Madrid: Biblioteca Nueva, Barcia, José Rubia y Zeitlin, M. Unamuno: Creator and Création. Baroja, Pío. El escritor y sus críticos. Blanco Aguinaga, Carlos. Juventud del. Madrid: Editorial Siglo veintiuno, Inman, eds. Pensamiento y letras en la España del. Spanish Thought and Letters in Twentieth Century. Nashville :. Vanderbilt U P, Bravo, Francisco. Brown, G.

Sistema y regimen politico diferencias

Historia de la literatura. Siglo XX. Barcelona: Ariel, Carpió, Adolfo P. Corominas, Pedro. Curtius, Ernst Robert. DÍAZ, Elias. Revisión de Unamuno. Madrid: Tecnos, DÍaz-Plaja, Fernando, ed. La preguerra española en sus documentos. DÍaz-Plaja, Guillermo. Modernismo frente a Madrid: Espasa-Calpe, Fernandez Almagro, Melchor. Vida y obra de Ganivet. Madrid: Revista de Occidente, Fernandez Urbina, José Miguel. Los vascos del 98 : Unamuno, Baroja y Maeztu.

Ferrater Mora, José. Barcia y Zeitlin; rpt.

Fox, E. Granjel, Luis. La generación literaria del Salamanca: Anaya, Gonzalez Caminero, Nemesio. Unamuno : trayectoria de su ideología y de su crisis religiosa. Santander: U Pontificia Comillas, Ilie, Paul. Barcia y Zeitlin ; rpt. LaÍn Entralgo, Pedro.

La generación del Miguel de Unamuno. Morón Arroyo, Ciríaco. Revista española de filosofiaXíX ; rpt. Nora, Eugenio G. Madrid : Gredos : Artículos recuperados Granada: Comares, OromÍ, Miguel.

El pensamiento filosófico de Unamuno. Madrid : Espasa-Calpe, Ortega y Gasset, José. El hombre y la gente. Madrid : Espasa- Calpe, La Nación. Buenos Aires, 4 de enero de ; rpt. Parker, Alexander A. Barcia y Zeitlin. Roberts, Stephen G. Speeches and Journalism Exeter: Exeter UP, Rojas, Carlos. Salamanca, Vale Montoya Suivre. Full Name Comment goes here.

Are you sure you want to Yes No. Soyez le premier à aimer ceci. Aucun téléchargement. Vues Nombre de vues. Actions Partages. Intégrations 0 Aucune incorporation. Aucune remarque pour cette diapositive. Regimen y sistema politico en colombia 1.

Formas de gobierno Sistema político Régimenpretende crear modelos de clasificación y conjunto de normas y leyes comportamiento de que rigen las relaciones Es el orden o forma de unaórdenes político típicos que políticas de una sociedad se diferencian unos de sociedad otros 3. Régimen y sistema político en Colombia Régimen Político Sistema Político Reconocimiento deDemocracia liberal Vivencia una los derechos de las Privatización de violencia personas y sus La democracia.

Régimen Sistema político. Vous avez clippé votre première diapositive! En clippant ainsi les diapos qui vous intéressent, vous pourrez les revoir plus tard. Visibilité Le clipboard est visible par tous.